lunes, 8 de noviembre de 2010

Comiendo "de aquello"

El General Gómez decía que “loco” era el que comía “de aquello”. Me he estado preguntando si el número de locos en Venezuela ha aumentado de tal manera, que ahora nos contamos por millones… al menos a la vista del gobierno. Porque ya es imposible que nos sigan metiendo cuentos como si viviéramos en Plutón.
Por ejemplo, cuando oímos al Presidente decir (repetido ad infinitum por todos sus seguidores y todos los medios de comunicación de los que disponen) que las expropiaciones son para “mejorar”, nos preguntamos: ¿estaremos locos? ¡Si prácticamente todo lo que han expropiado está en el suelo! Para muestra, ahí está el Hato Piñero vuelto leña. Y ni hablar del Hato El Frío.

Cuando vemos los cursísimos corazoncitos que dicen “hecho en socialismo”, uno se pregunta ¿estaremos locos?... “¿será que la palabra “hacer” ahora significa otra cosa? Hacer, al menos en la Venezuela de antes, significaba producir, fabricar, realizar, ejecutar, poner en acción un trabajo. ¿Y qué ha hecho esta gente? Aparte de destruir lo que toman, se han solazado en quitarle las propiedades a quienes las han trabajado.

Cuando escuchamos hablar de “propiedad social” a quienes alardean sin pudor de las riquezas súbitas y mal habidas. Cuando acusan de “manipulados” y hasta de “oligarcas” a los obreros que con toda razón defienden sus puestos de trabajo en empresas privadas (vista la experiencia de los que han pasado a ser obreros del Estado), uno termina preguntándose si será locura vivir en este mundo de Gatos de Cheshire y desconcertadas Alicias… en el país de las pesadillas. ¿Cómo no volverse locos si aquí “lo que es, es lo que no es, porque lo que no es, es lo que es”?

Cuando nos dicen que la actual Asamblea Nacional escogerá a los nuevos magistrados del Tribunal Supremo, y alegan las excusas más peregrinas que se pueden alegar… Cuando en vez de investigar una acusación tan seria como la que ha hecho gobierno español y dar una respuesta que satisfaga no sólo a los españoles, sino a los venezolanos, y en su lugar –sin evacuar pruebas-se acusa al gobierno español de endosarle al gobierno de Chávez su fracaso con los etarras, uno se siente como el propio loco.

Y si no lo somos, lo parecemos: millones de locos comiendo “de aquello”.

3 comentarios:

  1. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  2. Suprimí esta entrada por el tono y el lenguaje. Yo creo en la libertad de expresión, pero no en la libertad de insultar. Las expresiones eliminadas eran muy parecidas, por cierto, al tono y el lenguaje presidencial que se critica.

    ResponderEliminar