domingo, 12 de septiembre de 2010

¿Fitven o Fitnovengas?

No sé cuánto dinero habrá gastado el gobierno en la Feria Internacional de Turismo de Venezuela. En cualquier caso, es dinero botado. Porque Venezuela, a pesar de tener bellezas naturales increíblemente hermosas, no es un país preparado para el turismo. Y es que recibir turistas no es algo que se improvisa. Además de la infraestructura de turismo, hay que tener personal preparado para recibir al turismo y condiciones de seguridad que ofrecerle al turista.

De la primera, definitivamente hay algo. Se ha invertido en hoteles y posadas muy hermosos, en lugares que quitan el aliento de lo bellos que son. Pero dentro de la infraestructura turística hay que tomar en cuenta las vías de comunicación. ¿A qué turista –a menos que venga a hacer turismo de aventura tipo Fun Race- le gusta montarse en un carro en el que el viaje a cualquier parte es una aventura de huecos, fallas de nivel no reparadas, derrumbes y cuanto otro desastre pueda ocurrir?

Segundo, porque el concepto de servicio al público es paupérrimo. Lo poco que se había logrado en ese camino desapareció con el decreto de inamovilidad laboral. Ir a cualquier parte es un tour de force: desde la señora “que hoy no hizo empanadas porque se levantó arrecha” (como me dijeron en Margarita), pasando por las sillas rotas cobradas a precio de butacas reclinables de super lujo en la orilla de cualquier playa, hasta los vendedores en tiendas de lujo que si uno les interrumpe la amena conversación que tienen entre ellos lo miran como si uno fuera un enemigo. No entienden que tomamos vacaciones para romper la rutina, no para seguir en las mismas.

Tercero, el tema de la seguridad para los turistas. Podríase escribir un libro tan grueso como la Biblia de los trajines y matracas aplicados a los turistas (un amigo italiano llegando a Maiquetía pasó por “el bautizo”: un guardia nacional le dijo que si no le daba los euros que traía en efectivo le sembraba droga). Así sin más. Eso sin contar los turistas asaltados, heridos o asesinados. Hace un par de semanas un turista italiano fue asesinado en Margarita por 3 funcionarios policiales. A uno francés lo mataron en un velero en La Guaira. Y un norteamericano fue asaltado en su embarcación, en las cercanías de la isla Borracha, en el Parque Nacional Mochima.
Y encima, la xenofobia que se ha tratado de sembrar en los venezolanos…

No, señores, es irresponsable decirle a los turistas que vengan. Hay que decirles que no vengan. Que hasta que aquí las cosas no cambien, es una locura visitar Venezuela. No es Fitven lo que hay que decirles, sino Fitnovengas…

15 comentarios:

  1. Carolina, has descrito con severa presición las razones por las que en mis últimas estadías en el trópico he preferido irme a Colombia o al Perú.
    Ir a mi Venezuela, esa nación de contrastes naturales preciosos, actualmente se ha convertido en un desastre "anti turistico".
    No todo es malo en nuestra tierra, porque tenemos el calor humano, la simpatía de nuestro pueblo que no lo podemos desestimar.
    Pero ese capital humano, se ve desvalorizado, al experiemntar tantas trabas, incomodidades y falta de una cultura de servicios al turista.
    Somos la trabalandia del Caribe.
    Comparar con otros países no vendría al caso en este momento, porque considero que no tenemos parámetros para medirnos, ni eso tenemos en relación al turismo.
    No te puedes imaginar, las peripecias por las que pasé en mayo pasado para poder salir de Maiquetía, después de haberme hecho perder el vuelo de regreso a Frankfurt, porque la "brillante GN" no estaba en disponibilidad de chequear las maletas que se les habían acumulado.
    Sencillamente habían sobre vendido el cupo del vuelo.
    Cuál es la lección que uno saca de todo eso, en noviembre próximo tengo pensado irme directo a Colombia, porue lo sé de antemano que el trato de los neogranadinos es de caballero a caballero, así de simple es la aritmética turistica

    ResponderEliminar
  2. oye disculpa esto es una opinion o una noticia?? sencillamente tu opinion es muy radical AQUI EN VENEZUELA SI TENEMOS TODO, si los que estan en el gobierno no saben administrar y planificar es otra cosa aqui hay de todo, selva, sabanas, desiertos mcuho clima montañoso.... asi que sencillamente nada mas con el leer el el titulo de tu opinion no me gusto para nada !!!

    ResponderEliminar
  3. Estando residenciado desde hace 20 años en europa, regresaba a Venezuela todos los años, incluso en 2 oportunidades llevé amistades a conocer mi pais pues tiene maravillas únicas.
    Hoy en día lo pienso 2 veces antes de viajar, ahora regreso cada 2 años y cada vez por menos tiempo de estadía, todo esto debido a la inseguridad.
    Ir a Venezuela significa para mi que después de 20 años fuera, perder la libertad. Vivir permanentemente con temor al robo, agresión o asesinato.
    Cuando utilizo el Aeropuerto Internacional, me da rabia decirlo, pero me doy cuenta que somos lamentablemente un pais tercermundista y cuando el turista deja Venezuela es último recuerdo que se lleva.
    Cuando amigos europeos me dicen que desean visitar Venezuela solo les recomiendo viajar con algún venezolano que les guíe durante el viaje y trate de mantenerlos fuera de situaciones peligrosas o hacer turismo en otros paises mas seguros como Chile e incluso Colombia.
    Me identifico con tu artículo Carolina y estoy totalmente de acuerdo con el comentario de Rolando.

    ResponderEliminar
  4. Excelente Carolina!

    Ahora antes de hacer turismo todo tiene que estar perfecto. Segun tu mente retorcida por el odio, hay que decirle a los turistas que no vengan!. Lo que describes puede pasar en cualquier parte del mundo, o es que acaso nunca has visitado New York?. Todos los gobiernos del mundo promocianan el turismo en sus paises. Hasta Israel lo hace, Iran, Afghanistan, Iraq, Colombia, etc. Ojala que lo que propones sea hiperbolico nada mas y no pretendas en realidad que el gocierno realize una feria diciendole al mundo que no venga. Para los miles de venezolanos que trabajan en turismo de manera gentil y honesta seria una catastrofe, pero a ti eso no parece importarte y escribes un articulo extremista y absurdo con ejemplos estadisticamente risibles. Despierta Carolina, hay que promover mas el turismo en Venezuela para que estas menucias se acaben.

    ResponderEliminar
  5. Es triste ver personas que siempre apuestan al descalabro nacional solo por no sentirse a gusto con el presidente de la republica. Cuando recorro Venezuela siempre me queda un gusto tan maravilloso en los labios y el orgullo de vivir en un lugar hermoso lleno de cosas dignas que mostrar.
    Con respecto al FITVEN no lo puedo criticar porque no fui, seguramente usted tampoco lo hizo pero tiene este medio para descalificar y su presencia o no tal vez no sea importante… usted logró su cometido de mal poner al país. Seguramente usted disfruta de lo mejor del turismo del mundo, poniendo sus orejas al estilo Disney y su franela de Rock café (extranjero por supuesto) ya que el de aqui9 no está a su altura del buen gusto… Venezuela se respeta y su artículo no ayuda para nada a dar soluciones que es lo que necesitamos, estar aislados no ayudará a encontrar la solución

    ResponderEliminar
  6. Es que el comemierdismo en este pais, ud lo confirma...que lejos estamos de un pais donde el odio generado por ustedes no exista...resentidos de buena clase.

    ResponderEliminar
  7. me imagino que en el resto del mundo si es muy seguro viajar y jamás te encontrarás con fallas en el servicio, aqui la consigna es solo decir que Venezuela no sirve, pues será en la dimensión en la que tu vives, porque mi país tiene mucho y su gente más, yo soy venezolana y jamás hablaria mal de mi tierra... mas triste que publiquen esto!

    ResponderEliminar
  8. seria interesante leer tus propuestas, porque este pobre escrito solo expone criticas...

    ResponderEliminar
  9. Simplemente carolina deprimente tu articulo, se supone que tan cerca del 26 de septiembre y crees que venezuela cambiara de la noche a la manana esa realidad que tratas de vender, sencillamente antipatriota, ya me imagino donde pasaras tus vacaciones, ve si sales un poco mas porque estas desubicada!!

    ResponderEliminar
  10. irresponsable. Le Haces daño a tu país con la excusa de que debes expresarte. Cualquier viajero antes que a una agencia del viajes recurre al internet para informarse y tu artículo en tono berrinche estará acá para recibirlos y contagiarles tus miedos y tu desinformación.

    ¿sólo porque odias al presidente? que lo odies es comprensible no te lo puedo discutir y además tienes derecho de odiar a quien desees pero acá no se trata de Chávez sino de un montón de gente venezolana que trabaja en el sector y, te cuento, algún día Chavez se irá pero los esfuerzos por levantar la industria del Turismo que tu ayudas a menospreciar y a echar por el suelo seguirán en el suelo y tu estas colaborando con eso.

    ( y hay mucha gente, tanto en proyectos privados como impulsadas por el gobierno y se han hecho avances importantes )

    Me encanta viajar, por Venezuela y por el mundo, y eso que dices allí sucede en todas partes, los españoles de servicio no saben mucho, los argentinos tu me dirás. La verdad es que en ningún lugar salvo en Bogotá la gente ha sido notablemente amable, pero claro, cuando estuve en Bogotá explotó un carro bomba. En Francia ni se molestan en entender el ingles machucado, me robaron en Marruecos y también en Nueva York. Rio de Janeiro tampoco es muy seguro pero pienso viajar alla próximamente.

    Ninguno de esos países dicen en su campaña "no vengas"
    ¡COÑO! NO HABRÍA TURISMO EN TIERRA SANTA ese si es un lugar conflictivo, difícil de llegar, inseguro, no creas que te van a tratar como de la realeza con un paquete turista promedio. y tu ves como te venden el paquete.

    ResponderEliminar
  11. Todos los días doy gracias que existan personas como tú... me recuerdan contra qué estamos luchando. Apátrida!!

    ResponderEliminar
  12. Dios santo, se me hace muy pero muy dificil enterder, como existe gente como uds... dan verguenza.... Sra. sin Inversión no hay producción, uds. que son capitalistas hasta la medula saben que todo inicio es duro y con la publicidad amarilla negra azul y de todos los colores del arcoiris que uds le dan a Venezuela, asi menos gente vendra... si tanto les molestalarguense del país y miamisence de una vez.... imbeciles

    ResponderEliminar
  13. Osea, entonces ¿Qué es mejor, no hacer nada? Entonces si el estado ESTADO a ver si conoces la diferencia entre estado y gobierno, no hace nada para promocionar el turismo, ¿Es mejor para ti? O entonces escribirías que el estado o como tú lo entendes el gobierno (revolucionario y bolivariano) no hace nada para promocionar el turismo. Usted es como todos los oposicionistas si el gobierno hace es porque hace, y si no hace es porque no hace. ¿No es mejor escribir cosas positivas en vez de estar críticando malsanamente?

    ResponderEliminar
  14. Un saludo muy cordial, doña Carolina. Es importante notar un detalle se la frase que sirve de epígrafe a este artículo: “Hasta que aquí las cosas no cambien, es una locura visitar Venezuela.” Es una frase condicional. No es, de ninguna manera una negación absoluta; pero los autores de algunos comentarios no repararon en ese detalle tan importante... Quiero decirle que en más de una oportunidad he servido de guía a extranjeros en mi país. Me he sentido orgulloso de mostrarles nuestras bellezas naturales, de describirles nuestras costumbres, de manifestarles las estupendas cualidades de nuestro pueblo, de contarles las páginas más brillantes de nuestra historia. Sí, me he sentido orgulloso, muy orgulloso. También lo he hecho a través de las bondades de nuestra tecnología, cabalgando en las inefables alas de los correos electrónicos. Pero amor no quita conocimiento. Nuestro país no se ha adecuado al turismo. El turismo necesita una buena infraestructura física. La hay, pero no es suficiente. El turismo necesita gente que reciba al visitante y sea lo suficientemente profesional para satisfacer todas sus necesidades, esto es, para permitir que transcurra de la mejor forma posible ese limitado tiempo de solaz por el cual muchas veces éste ha trabajado muy duro. Hay que tener una cultura de servicio para lograrlo. La hay, pero no es suficiente. Una buena atención al turista implica una buena posibilidad de volver a recibir su visita y una excelente propaganda para el país. Hasta ahora se podrá decir que hay muchas carencias en este sentido, cosa que hasta cierto punto puede aceptarse por aquello de la necesidad de continuar el desarrollo del turismo; pero hay algo tan grave que da al traste con cualquier punto positivo que pueda encontrarse: la inseguridad. Éste es un verdadero flagelo porque en nuestro país no hay seguridad. ¡No hay seguridad en ninguna parte de él! Si nosotros, sus habitantes, vivimos en vilo; ¿qué podrá esperar una persona que no está en su país, que no tiene idea de los peligros a los cuales está expuesto se encuentre donde se encuentre en nuestra tierra? Realmente está en desventaja. Si nosotros, sus habitantes, lo estamos... ¿que podrá esperar un visitante extranjero...?

    ResponderEliminar
  15. Sinceramente, me duele reconocerlo: no recomendaría a ningún amigo extranjero que viniese aquí a exponerse a peligros que pueden ir más allá de perder dinero o posesiones. No tendría alma para invitarlo, a despecho de que me sentiría honrado por su visita; pero prefiero sentirme honrado porque no nos visite a sentirme deshonrado porque se lleve una visión negativa de mi amado país. Ésta no es una opinión de una mente retorcida por el odio. Si fuera así dijera: ¡vengan para que pasen un susto, un mal rato! No, no pienso así. Me pongo en el lugar de esas personas que han tenido la desgracia de culminar sus vacaciones abruptamente por algún incidente adverso y algunas veces trágico. Esto puede suceder en cualquier país. Lo sé. De hecho, un gran amigo fue atracado hace algunos años en la mismísima Avenida Pennsylvania de Washington DC. Pero aquí, Dios mío, es el pan nuestro de cada día. Y en cualquier parte. Si nosotros los venezolanos vivimos angustiados, ¿cómo vamos a exponer a nuestros visitantes a lo mismo? Claro, el artículo es duro; pero la idea es llamar a la consciencia de todos y muy especialmente al gobierno... aunque, por lo que se ha visto en los pasados casi once años, con éste es “como pedir peras al olmo”. Los problemas deben exponerse porque no hacerlo es ser cómplice y convertirse uno mismo en parte del problema. Pero resulta, como observé con tristeza en algunos comentarios, hay gente que toma muy a mal cuando se describe un problema. Están como a la defensiva. A lo que ha llevado la manipulación mediática del régimen: a hacerles creer que todo anda como en la “Isla de la Fantasía” y que cualquiera que levanta la voz en pos de un mejor país es un golpista, fascista, terrorista y toda la pléyade de “istas” que se pueda imaginar. Es el mundo al revés: los que están más dormidos nos conminan a despertar. Sinceramente aquí “las liebres persiguen a los perros”. Tienen la idea errada de que no se deben decir cosas negativas. Pero, si están sucediendo, ¿cómo carrizo advertir a todos que tenemos un problema? ¿Con musiquita? Muchas gracias, doña Carolina, por su artículo que, como acostumbra, llama a la reflexión. Y a las personas que insultan en los comentarios les pido muy cordialmente que escuchen, lean y bájense de esa nube...

    ResponderEliminar