lunes, 30 de agosto de 2010

Pobre... ¡ni de broma!

Estuve en Margarita la semana pasada y el ver abarrotados de gente desde los centros comerciales más lujosos hasta los comercios más sencillos, me hizo pensar en lo difícil que será poner en marcha un régimen comunista en este país.


Y es que los principales compradores eran los de camisas rojas, gorras rojas y... militares. Sin ningún disimulo, esos "comunistas" disfrutaban de las bondades del capitalismo. Ninguno de ellos, estoy segura, está de acuerdo con la premisa presidencial de que ser pobre es bueno.

Yo creo en la solidaridad entre los seres humanos. Pero también creo en la individualidad. No son excluyentes. Y creo que todos tenemos el derecho a querer estar mejor, a superarnos, a tener propiedades. Las sociedades más avanzadas del mundo son las que mantienen un respeto irrestricto por la propiedad privada.

El Gobierno ha expropiado las cementeras y las industrias básicas y ha sido incapaz de construir las viviendas que ha ofrecido. Además de la incapacidad demostrada de los funcionarios, buena parte de ese dinero se ha esfumado... y ha aparecido alegremente derrochada en Venezuela y en el exterior. ¿Dónde estará el contralor?

Hace poco fui a una misa en la que el sermón del cura fue uno de los más lúcidos, directos y mejor expresados de los que yo haya escuchado. Decía él que "los últimos serán los primeros", también se refería a que quienes creen que eternamente serán los primeros, terminarán siendo los últimos. La vida es una rueda.

Esta historia de propiedades colectivas y trabajos igualmente remunerados acabará en una explosión de enormes dimensiones. Porque nadie va a trabajar para poner su sueldo en una vaca para repartirla en partes iguales, como tampoco nadie se esforzará para aprender, si un barrendero ganará lo mismo que un neurocirujano. Empezando por los rojos rojitos que le han agarrado tanto gusto al dinero, al lujo, a las comodidades.

La evolución del ser humano se ha dado porque este ha querido mejorar, ir hacia arriba, alcanzar estratos superiores. Igualar hacia abajo es ir en contra de la naturaleza humana, y peor aún si la igualación se da en medio de un mar de corrupción y de mediocridad. Si usted piensa que ni de broma quiere ser pobre, no deje de votar por la Unidad el 26 de septiembre.

4 comentarios:

  1. Doña Carolina, un saludo muy cordial de nuestra parte. Escribí hace un par de semanas a don Emeterio algunas cosas harto corroboradas por la experiencia y que vienen muy al caso con el tema sobre el cual versa su artículo de hoy. Me preguntaba: ¿Para qué trabajamos? ¿Sólo por deporte? ¿Por amor al arte? Claro, hay cosas como la vocación; pero “amor con hambre no dura”... Nadie, en su sano juicio, va a querer pasar hambre e indecibles tribulaciones en aras de un sistema más bien político que económico. Y menos aún cuando los líderes viven como “la nata sobre la leche”, tal como harto pudo observarse en los fenecidos regímenes comunistas, porque vamos a estar claros: “el comunismo se hizo sólo para el pueblo, no para sus líderes.” El que crea otra cosa, sinceramente, vive de utopías irrealizables... esto es, cree en “pajaritos en estado de gravidez”... Si se quiere terminar de comprender bien el asunto, sólo basta mirar a los jerarcas de este régimen nefasto... Su hipocresía es tan grande que me enerva como tienen la tupé de creerse mejores que todo el mundo, cuando el efecto de su gestión ha sido tan negativo que pasarán muchos años antes de poderlo enderezar. Y más chocante me resulta cuando su líder se jacta de una moral que no tiene... Quiero recalcar mi desagrado por la forma en que se ha llevado la política en Venezuela desde hace más de cincuenta años. Desde siempre los he criticado acerbamente. Los políticos venezolanos han tenido vicios cuyo epítome ha sido precisamente este régimen que califiqué más arriba de nefasto... quedándole este epíteto demasiado corto, habida cuenta de su profunda obra destructiva. Nunca he visto a mi país tan mal, por lo que no me atrevo a criticar a nadie por querer marcharse y hacer una mejor vida en otra parte. Pero el suscrito, quien cree a pie juntillas en que la Democracia no es perfecta pero es capaz de perfección, ha decidido permanecer aquí y, no habiendo nunca faltado a ninguna cita comicial, menos ahora lo hará a sabiendas de que es una de las más importantes para el país en los últimos años. Por eso pido a mis conciudadanos que no dudemos en expresar nuestro profundo desacuerdo por esta negativa acción de gobierno. El poder es nuestro. Se lo prestamos a ellos para que lo ejerzan en nuestro nombre. Esto es, somos sus jefes y es buena hora de despedirlos. Que tenga usted un excelente día y mejor semana, doña Carolina.

    ResponderEliminar
  2. Hola! es un placer para mi leer tus acostumbrados escritos, soy un verdadero Cristiano evangelico, y respeto otras creencias religiosas aunque no las comparta.
    Queria hablarte del caso de un Pastor Evangelico de nombre Javier Bertucci quien esta en calidad de detenido casa por carcel por el caso que explica el siguiente link: http://www.elimpulso.com/pages/vernoticia.aspx?id=105015, asi mismo este caso ha sido conocido en todas las esferas sociales y religiosas, y mas aun en la politica
    Muy a pesar nuestro, en la comunidad Cristiana, vemos con cierto dolor como estos hombres llamados hombres de Dios, que fungen como Sacerdotes, o pastores, pisotean el buen nombre de JESUCRISTO, y no entendemos como el periodismo venezolano, la gente que acostumbramos a oir o leer por sus buenos escritos, no hayan tomado en cuenta sacar información sobre este caso tan avergonzante, que un ministro de Dios si es que se puede llamar asi, sea un mentiroso, estafando a las personas en su buena fe y todo este tan callado, nadie dice nada. Nadie lo acusa, nadie lo delata, nadie se apersona; como la historia de Pedro navaja.
    Quiera Dios que usted pueda Informar a la población Cristiana y a todo público en general, de esta noticia que esta tan silenciosamente complice de fechorias.
    El pueblo tiene el derecho de saber que esta ocurriendo en este caso, queremos un seguimiento, no entendemos si el gobierno apoya esto, si lo condena, o si hay vista gorda.
    Esto es un caso publico e importante
    Y su anuncio de hoy de ver en Margarita a la gente gastandose la plata de lo lindo, me recordo el caso que hoy le manifiesto.
    Agradeceria su Atención.
    Un Servidor público y amigo
    Dios le bendiga grandemente

    ResponderEliminar
  3. Javier Bertucci es el pastor de la Iglesia maranatha valencia ubicada en el Big low center del municipio San Diego, hombre que ha amasado una gran fortuna, solo con predicar el evangelio, y esto le ha permitido llegar a las altas esferas sociales y ha incursionar en negocios de gran talla. Pero aprendido por contrabandista. cabe destacar que de dudosa reputación y mala fama, aunque con miles de miles de seguidores.
    Ojalá usted pueda conocer un poco de su vida.
    Se le agradece

    ResponderEliminar
  4. ¿cómo sabía usted señora Jaimes Branger que toda esa gente era Chavista?

    ResponderEliminar