domingo, 25 de julio de 2010

Lo exabrúptico, cotidiano

Grandes afiches por todo el país dicen que “en revolución” lo extraordinario se hace cotidiano. No es lo extraordinario, es lo exabrúptico:

La ruptura de relaciones con Colombia capea “por ahora” las serísimas denuncias que hizo el Embajador Hoyos en la OEA. El ministro El Aissami acusa de “irresponsable” al gobierno de Colombia por “arremeter” contra la dignidad de nuestro pueblo. Arremeter contra la dignidad de nuestro pueblo sería auspiciar, apoyar y colaborar con grupos terroristas. ¿Por qué no investigar si todo es un invento de la oligarquía colombiana en connivencia con la CIA y los “paracachitos”?

El 21/7/2010 leímos en El Nacional que “Jueza puso en libertad a detenidos por leche vencida”. En cambio, abrirán investigación a los funcionarios de Polilara que participaron en el decomiso del producto. El escándalo de Pdval pica y se extiende. Pero el gobierno ni investiga, ni persigue ni castiga a los culpables. La solidaridad para con los revolucionarios es automática.

Apareció otro testigo estrella, a quien despacharon directo y sin escalas para Cuba. Claro, el anterior testigo estrella habló tanto que su boca dijo cosas que desmintieron a sus ojos…

El presidente de la república se ha confesado marxista. Ha repetido hasta la saciedad que estamos en la construcción del “socialismo bolivariano”. Y el comunismo está basado en el principio marxista de la supresión de la sociedad capitalista para lograr el establecimiento de una sociedad socialista, el paso previo de una sociedad comunista. Pero cuando el Cardenal alerta que vamos hacia el comunismo, le caen a insultos que no quiero repetir.

En materia de comunicaciones, intervinieron un banco, ¡oh, casualidad! cuyo principal accionista lo es también del único canal de televisión con línea editorial opuesta al gobierno.

Están presos directivos de casas de bolsa, pero no investigan a los boliburgueses que han hecho milmillonarios negocios con los bonos emitidos por el gobierno.

“Desesperanza aprendida” la llama Teodoro Petkoff, para paralizarnos, para que no actuemos, para que no votemos.

Los seres humanos arrinconados no tienen otra opción que dar un último empujón. Y ése lo vamos a dar en septiembre con nuestros votos, para que lo exabrúptico deje de ser lo cotidiano.

2 comentarios:

  1. Lo que más me preocupa de todo esto, doña Carolina, es que la gente se acostumbre a vivir así, “de cualquier modo”, sin intentar hacer esfuerzos para desembarazarnos de esta “Pava Siriaca” que ocupa Miraflores. A decir verdad, todo este desastre pareciera ser el norte de la satánica estrategia orquestada por él y los suyos durante los últimos once años. Si sigue así, van a ser precisamente “los últimos once años” de Venezuela como país moderno e independiente. ¡Hay que decirle que no! ¡Hay que decirle que ya basta! Hay que aprovechar la oportunidad brindada por las próximas elecciones parlamentarias (¿plebiscito disfrazado?). Hay que decírselo con la protesta cotidiana... ¡de todos! Porque todos sufrimos este gobierno que está empeñado convertir este país en un erial. Tenemos que aceptar de una vez que HCh no quiere a Venezuela y ha convertido el poder en un medio para expresar su resentimiento social, ese veneno que lo corroe y que hace destilar sobre todos nosotros. ¿Cuándo vamos a quitarnos la venda de los ojos? ¿Cuándo ya no quede país? ¿Por qué tenemos que conformarnos con que un mediocre tenga el poder de vida y muerte sobre nosotros? ¡A las mesas electorales en septiembre y a estar “ojo avizor” con nuestro voto! ¡A estar pendiente de qué triquiñuela va a intentar usar para desconocer el resultado de la consulta! Pero eso sí, el que quiera votar “rojo” que lo haga; pero que sepa muy bien por qué va a votar: por la cubanización de Venezuela, por los guerrilleros colombianos en territorio patrio, por la inseguridad ciudadana, por los “containers” de comida dañada, por las expropiaciones de empresas que funcionan para luego desbaratarlas, por la escasez de alimentos, por la inflación, por la falta de divisas, por los conflictos internacionales innecesarios en los cuales está envuelta la nación, por esas las cadenas presidenciales con las cuales se nos quiere convencer que lo negro es blanco y viceversa, por los insultos de un dizque estadista que parece más bien un guapo de barrio... Toda la lista anterior no es exhaustiva... ni de broma... Hay muchas más cosas negativas que son del conocimiento público... y también hay otras que faltan por saber... Creo que todo esto es más que suficiente para negarle el voto, ¿no cree? Si queremos seguirnos “calándonos este calamar”, conviene citar a mi sabia abuela materna, la vieja Vicenta, hoy trascendida: “El que por voluntad propia se condena, va al infierno a quejarse”. ¡Despertemos! Un saludo muy cordial, doña Carolina, y que pase una excelente semana.

    ResponderEliminar
  2. El titular de su columna refleja en buena parte lo que desde 11 anhos atras hasta ahora es parte de nuestra coidianidad como Ud.tambien acota.

    Donde difiero totalmente es en pensar que la salida electoral y entiendase en este momento las de la asamblea sea la solucion a nuestros problemas.
    Muy por el contrario ha sido el aceptar esa cotidianidad lo que nos ha llevado hasta aca y esto en muy buena parte es culpa de nosotros como sociedad y tambien la ausencia de dirigencia opositora como tal.
    Esta pseudodirigencia ahora representada en el mud solo ofrece como formula de "lucha" la via electoral que esperan coronar ilusamente(por no utilizar otro termino)en las presidenciales del 2012...tan asi que su vocero rg aveledo acabar de declarar infelizmente que nos dirigimos al festival democratico del 26/9???!!!
    En pleno escandalo de pudreval, reflejo del regimen mas corrupto de nuestra historia republicana, el mud para nada se ha referido al problema si no tangencialmente, mucho menos el exigir una investigacion hasta sus ultimas consecuencias...pero claro para nada les interesa perturbar las aguas que los conducen en la ruta electoral y esto es solo uno de los tantos ejemplos que pudiesemos mencionar como lo es la continua y seguida violacion de nuestra constitucion.
    El Pais les estalla en la cara y ni cuenta se dan...el termino de oposicion y menos de dirigencia les queda grande...solo obedecen a motivos personales y partidistas.

    Ahora nosotros como ciudadanos debemos obviarlos y actuar correspondientemente y lamentablemente no es en terreno electoral la via de solucion del actual estado de cosas.
    La institucion del voto esta secuestrada y solo es utilizada por el regimen como un recurso de legitimacion ante propios y extranhos. Eso ocurrira tambien el 26 de septiembre y participar en ella es solo el logro de la legitimacion, objetivo principal del regimen.

    La via es otra y es dejar de ser pasivos ante esa cotidianidad y exigir las responsabilidades correspondientes a la violacion continuada de nuestra constitucion con la contundencia y el derecho que la propia constitucion nos provee.
    Son tantos los casos recientes y que ademas seguiran para que como un solido bloque exijamos no solo el basta ya si no las responsabilidades legales y penales a sus autores.

    Esa es la via...

    Atentamente,

    Jose Villa

    ResponderEliminar